View Screen-Reader Accessible Site

12 Principios de Ministerio

 
3. Nos gobiernan 5 valores fundamentales
 
Los valores son las áreas “no negociables” en el ministerio. Más que teoría, estos valores nos guían en la toma de decisiones prácticas en las acciones ministeriales cotidianas y constituyen el marco de referencia para todo lo que hacemos como Iglesia. Los valores que nos gobiernan son:
  • La intimidad con Dios es nuestra prioridad. El valor central de la Iglesia es Dios. La intimidad con él debe ser buscada y mantenida a toda costa. No hay programa ni persona más importante que él. Si logramos todas las metas propuestas como Iglesia pero perdemos la intimidad personal con nuestro Señor, habremos fracasado estrepitosamente. Salmos 27:4
  • La Biblia es nuestra autoridad. Todas nuestras normas de conducta, nuestra doctrina y la fuente de nuestras actitudes y acciones tanto personales como ministeriales deben fluir de la Palabra de Dios. En nuestra Iglesia no deben haber pastores o líderes con autoridad que no provenga de la Palabra de Dios. Salmos 138:2
  • La gente es nuestra razón de ser. Existimos como una entidad de servicio a la gente. Servimos como medio de comunicación del evangelio y como medio de influencia en el cambio y crecimiento de cada persona. No podemos maltratar o ignorar el bienestar de las personas en este proceso. El buen trato, la amabilidad, el interés genuino en cada uno es uno de los resultados que para nosotros la gente sea un valor verdadero. 2Timoteo 2:24-26
  • La rectitud es nuestro estilo de vida. Vemos que la Biblia demanda que seamos irreprensibles y correctos. Aunque reconocemos que estamos lejísimos de ser perfectos y sin pecado, no creemos que existan presiones lo suficientemente poderosas como para justificar la caída de los estándares de rectitud que la Biblia demanda. Rechazamos la picardía y la doble moral, escogemos la integridad, el honor y la verdad. Hebreos 1:9
  • La excelencia es nuestra norma. Al hacer algo para Dios debe ser hecho con excelencia. Jesús merece lo mejor de nuestro tiempo, talentos y tesoros. Nada en el ministerio puede o debe ser hecho mediocremente. Esto no necesariamente implica siempre mucho dinero… cualquiera puede hacer algo excelente con mucho dinero. La clave de la excelencia está en un corazón que no se conforma con ofrecer lo mediocre o lo incompleto. 2Crónicas 2:5-6

4. Estamos comprometidos con establecer obras en el área de MetroAmérica 020

MetroAmérica 020 es el área comprendida entre el paralelo 0 y el paralelo 20. Para efectos prácticos esta zona comprende desde Ecuador hasta México.
  • La locomotora que hala toda la maquinaria ministerial de Vida Nueva es la visión de establecer obras en esta región del mundo. Estas obras son tanto misiones internacionales localizadas en las ciudades de más de un millón de habitantes en la región, como misiones nacionales localizadas en ciudades más pequeñas. La estrategia comienza siempre por fundar una iglesia en una ciudad principal con el fin que esta se reproduzca en las comunidades más pequeñas dentro de su esfera de influencia.
  • Como es obvio, dos áreas son esenciales para el establecimiento de estas obras: el desarrollo de líderes capaces y la provisión de fondos para enviar misioneros.
  • La visión del establecimiento de obras en MetroAmérica consume una parte significativa del talento, tiempo y los tesoros que VidaNueva administra. Financieramente, la Iglesia está comprometida a dar sistemática y sacrificialmente al movimiento de MetroAmérica 020.
Siguiente→